viernes, 17 de enero de 2020

Festa de St. Antoni 2020

Aquesta vesprada ens han tornat a visitar les confrares de la confraria de Sant Antoni i aquesta cop anaven molt ben acompanyades perqué també han vingut la seua dama, María Taus Piñana,  la senyora a la qual se li fa l'homenatge, María José González Llorach, i la presidenta de la confraria, Jessika Troncho. Amb la seua presència hem volgut honorar  als nostres alumnes que havien guanyat o obtingut un accesit en el concurs de dibuix i lloes a St. Antoni i quan hem escoltat les seues lloes guanyadores. Finalment La presidenta, la dama i la senyora homenatjada han encés la traca que donava inici a la cremà del dimoni i fi a la nostra particular festa de St. Antoni. 
Moltes gràcies a la Confraria de Sant Antoni per la vostra disponibilitat en venir a visitar-nos i animar-nos així a continuar amb aquesta tradició tan benicarlanda.


Actividades de estimulación: Juegos de memoria. Recuerda los colores

Tenemos que ser conscientes de la importancia  que puede tener fomentar el desarrollo de la memoria del niño a través de la estimulación. Hay muchas actividades que podemos desarrollar para estimular la memoria en los niños. 

La memoria facilita la posterior adquisición de habilidades, por por parte de los peques, del lenguaje y la escritura. Hay muchas actividades que podemos realizar con los chicos, como cantar, contar cuentos, realizar actividades como puzzles y rompecabezas o juegos como los de las parejas, memorizar números o la actividad en forma de juego que te proponemos hoy: Juegos de memoria. Recuerda los colores


Haz clic

jueves, 16 de enero de 2020

Decálogo para mejorar la autoestima de tu hijo

1. Quiere a tu hijo y acéptalo por lo que ES.

2. Refuerza lo positivo de tu hijo, destaca sus cualidades.

3. Evita al máximo las etiquetas y las comparaciones.

4. Muéstrale que los errores son una parte del aprendizaje: nos ayudan a aprender y CRECER.

5. Concédele deberes y responsabilidades adaptadas a su edad. Valora y reconoce su esfuerzo, no únicamente el resultado final.


6. Permítele que tome decisiones adecuadas a su edad.

7. Evita generalizaciones del tipo “todo lo haces mal” “no vales para nada”.

8. Pasa tiempo con tu hijo. Si tienes varios hijos, dedica tiempo a solas con cada uno de ellos.

9. Dedícale tu atención. No pretendas suplir tu falta de tiempo o atención con cosas materiales.

10. Muéstrale lo orgulloso que estás de él y hazlo sentir importante: valora sus trabajos, dibujos, manualidades, etc.

Espero que te haya resultado útil e interesante este decálogo. 

miércoles, 15 de enero de 2020

Vesprada de joguets

El divendres, els alumnes d'Infantil, 1r i 2n de primària han gaudit dels joguets que els han portat els Reis Mags, però amb els companys.

Que bonic poder compartir les joguines amb els amics! Una vesprada fantàstica de diversió i companyonia!!

Ací us deixem els vídeos i les fotos perquè visqueu al nostre costat aquests moments.


martes, 14 de enero de 2020

Acuesta a tus hijos leyendo, no viendo la televisión

Una de las cosas más valiosas que puedes darle a tu hijo es educación, y ayudarle a convertirse en lector es una herramienta maravillosa que le educará sin darse cuenta.
 Leer es explorar, descubrir, meditar, sentir, expandir nuestra mente, viajar sin salir de casa, ponerse en la piel de personas que nunca seremos, aprender, comparar, pensar, madurar, abstraerse y escapar cuando lo necesitemos. Además es barato y se puede hacer en cualquier sitio. Nos vuelve sabios, reflexivos, inteligentes, seguros, curiosos y mejores personas. No se nos ocurre ninguna razón por la que leer sea negativo. Al contrario, es tan positivo para la formación de una persona que es tristísimo que no se le dé la suficiente importancia, y más con la saturación de “pantallas” que sufrimos.

Cómo se consigue inculcar la lectura en un niño?

Primero leyéndole desde muy pequeño. No se debe clasificar siempre la lectura por edades porque dependerá de la madurez y atención de nuestro hijo. Se puede comenzar con libros de plástico con imágenes muy sencillas y llamativas e ir avanzando según vaya creciendo.
 ¿El truco? Está en el título de este artículo: leerle antes de dormir. Y es tan fácil como crearle una rutina que además le relaje y le deje imaginando mientras concilia el sueño. Cuando es muy pequeño lo importante es que se familiarice con el objeto que es el libro, pase páginas, sepa que hay una historia dentro y lo maneje a su antojo. Los de plástico o tela para bebés están concebidos para ser juguetes resistentes al uso de un bebé, o sea que no te preocupe si lo muerde.
Ya un poquito más grande iremos leyéndole pequeños libritos de formas, colores, adjetivos, contrarios, con texturas, formas e ilustraciones llamativas. Se los irá aprendiendo de memoria y un día te corregirá cuando le cambies alguna palabra… aunque no sepa leer. Ahí te darás cuenta de lo atento que está cuando le lees antes de dormir.

Y llega ese momento en el que siente curiosidad por las palabras que ve pero no entiende, y eso le ayudará en el aprendizaje de la lectura. Ya con libros que cuentan pequeñas historias puedes enseñarle lo que significan las palabras que vais viendo.
Se empezará a aficionar a personajes. Por suerte hay miles de colecciones de libros con el mismo protagonista. Cuando le guste uno consíguele más aventuras de él, es bueno y sano que se identifique y lo conozca. Sentirá empatía al identificarse con un protagonista conocido y ese es el inicio de una vida de lectura. Ya no hay vuelta atrás.

viernes, 10 de enero de 2020

La brecha de sueños


Para Dámaris Intriago ser niña fue también mezclar líquidos de colores por tubos de cristal. En un cumpleaños pidió un microscopio pequeño y un kit de experimentos químicos. Se emociona cuando recuerda el primero: hacer pegamento. “Probamos en un par de zapatos que mi papá tenía que reparar”. Como ella, muchas niñas tienen interés en la ciencia en sus primeros años, pero, sobre todo en la adolescencia, algunas —la mayoría— comienzan a perder su entusiasmo.
Los motivos, por lo general, son los estereotipos y las expectativas que la sociedad y los padres tienen de ellas. Que no deben ensuciarse, que no deben jugar con autos, que deben jugar con muñecas, que son más débiles que los niños, y un largo etcétera. Prejuicios como estos limitan su aprendizaje y opciones educativas, dejando un vacío entre lo que las niñas aspiran y lo que la sociedad les dice que pueden ser. A este vacío se la conoce como la brecha de los sueños (dream gap).  
Las niñas muestran interés en matemáticas y ciencias hasta tercero de primaria. Pero mientras van creciendo, el interés y sus sueños comienzan a esfumarse. A los 15 años, según la Unesco, las niñas pierden el interés en el Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Sus posibilidades comienzan a reducirse y su mundo empieza a ser más angosto. Tanto, que solo el 4,7% de ellas espera tener una carrera en ingeniería o computación (mientras que el porcentaje para los niños alcanza el 18%).
Sus deseos de ser ingenieras, médicos, astronautas y científicas desaparecen. A menudo, los padres, los amigos y profesores crean y refuerzan los estereotipos sobre las capacidades que tienen las niñas. Por ejemplo, se asume que temas relacionados al STEM son masculinos. Y esto las pone en una situación de desventaja. Es como si ser niña y estar interesada en la ciencia no pudiesen entrar en la misma ecuación.
Es muy probable que, incluso, si llegan a demostrar sus capacidades no sean tomadas en cuenta. Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) dice que “parece que los padres tienen puestas mayores expectativas en los hijos que en las hijas a la hora de apoyarles en que hagan carreras de ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas”.
Para Intriago, el apoyo de sus padres y la libertad de elegir fueron la mayor motivación para saltar la brecha y ser científica. Sus primeros experimentos los aprendió de su padre. Cuando era una niña, ambos jugaban a descubrir nuevos mundos. Mundos que representaban miles de posibilidades. Esos mundos que Intriago construyó de niña, poco a poco, se convertían en realidades. Los kits de ciencia, los microscopios de la infancia se convirtieron en lo que sería su vida: la medicina molecular.
Pero ella no es parte de la mayoría de niñas. Muchas pierden el interés por la ciencia, tecnología y  matemáticas. Su potencial no es valorado por sus padres y se ha demostrado que ellos esperan menos de ellas que de los niños. Según Rosa María Torres, experta en pedagogía y lingüística, se espera que un niño sea inquieto pero de una niña no. “No se espera que sea preguntona, ni que se moje ni que se mueva mucho. La niña tiene que estar tranquilita para no ensuciarse”.
Torres dice que estas limitaciones en el aprendizaje impiden que muchas desarrollen su capacidad de observación y, por ende, su pensamiento científico. Menos de una de cada veinte niñas consideren elegir una carrera en STEM. Los patrones de crianza se convierten en enormes muros que cercan el futuro de una niña.

jueves, 9 de enero de 2020

El regalo

Ha pasado la época de regalar a nuestros seres queridos para demostrarles que son muy especiales para nosotros. Pero ¿sabéis cuál es el mejor regalo? 


miércoles, 8 de enero de 2020

Un número autobiográfico


Qué curioso ¿verdad?

martes, 7 de enero de 2020

¡Feliz 2020!


Con el final del 2019 cerramos ciclos, colocamos puntos finales, damos gracias por los buenos y malos momentos del año que terminó, decimos «te quiero» a las personas que queremos, y «adiós» a las que tenemos que decirlo, perdonamos sin resentimientos y, sobre todo, no nos olvidamos de soñar, de vivir, de querernos, de ser felices y de luchar por conseguir nuestras metas. ¡Feliz Año Nuevo!